A menudo nos preocupamos por encontrar soluciones para acabar con la gran cantidad de plástico que utilizamos en los supermercados, pero, ¿Por qué nos olvidamos de todo el packaging que desperdiciamos en las compras online? ¿Qué pasa con las bolsas y cajas que se usan para los envíos?

Por el equipo de Hemper.

Imagen de portada: Las bolsas de arroz que forman el nuevo packaging de Hemper que pueden ser reutilizadas.

Las ventas online crecen cada día y esto supone que el consumo del material que envuelve los productos aumenta a pasos agigantados. En Hemper, como marca de moda online, nos sentíamos responsables de este problema, durante uno de los viajes a Nepal, dimos con la solución.

Llevábamos un tiempo con el “runrun” en la cabeza de cómo conseguir un packaging que fuera respetuoso con el medio ambiente y a la vez que fuera con nuestra marca. Investigamos diferentes opciones y alternativas, pero ninguna de ellas acababa de resolver nuestras necesidades.

Durante el viaje a Nepal de octubre de 2017, Carlos, dio con una solución. Durante nuestras estancias allí solamente comemos arroz y estamos constantemente viendo este producto y su colorido packaging. Nuestros proveedores están acostumbrados a reutilizar las bolsas de arroz que ya se han consumido para, entre otras cosas, los forros de las mochilas. Así que decidimos actuar como ellos e hicimos una conexión: utilizar las bolsas de arroz como packaging transformándolas en algo similar a las típicas bolsas de algodón.

Ahora las mochilas de Hemper se envían en bolsas de arroz de Nepal reutilizadas

Nos preocupaba la reacción que tendrían los clientes al encontrarse con el paquete pero, al final, todo lo que recibimos va sobreprotegido: con dos cajas, una caja y una bolsa de plástico por fuera, caja y plásticos por dentro… ¿Realmente es necesario? Definitivamente no. Apostamos por explicárselo a nuestros clientes y hacerles entender que las mochilas irían igual de protegidas que en la caja de cartón. La acogida fue increíble.

No éramos conscientes de que a la vez que solucionábamos un problema en España también lo hacíamos en Nepal: Un nepalí come de media anualmente 79,7 kg de arroz. Esto supone 3,2 bolsas de 25 kg. Multiplicado por 29 millones de habitantes, suman más de 92 millones de bolsas, de las cuales, la mayoría son arrojadas a vertederos o quemadas.

Gracias a esta solución conseguimos reciclar un residuo de Nepal, reducimos nuestro consumo de cartón, algodón o plástico del packaging y el cliente lo reutiliza para otro uso. Además obtuvimos muchas más ventajas con las que ni habríamos soñado, por ejemplo:

  • Plasmamos la esencia de Nepal en nuestro packaging.
  • Optimizamos el espacio: donde enviamos 7 bolsas de arroz antes cabían 2 cajas. Esto supone que en dos años conseguiremos utilizar la mitad de furgonetas que si enviáramos los productos con cajas.
  • En dos años como marca ahorraremos 18.000 kilos de cartón y de plástico que utilizaríamos para nuestro packaging.