Después del documental de Netflix “El dilema” tod@s sabemos como nos manipulan con técnicas y herramientas de neurociencia. El neuromarketing ha llegado para comprender cómo funciona el cerebro humano en relación con las decisiones de compra y el comportamiento del consumidor.

Herramientas como el análisis de datos, pruebas A/B, eye-tracking, neuroimágenes y neurofeedback son comunes en el día a día de las grandes empresas para comprender mejor a sus clientes y ofrecerles productos y servicios que la mayor parte de las veces no necesitan.

Lo que quizás no vemos a simple vista es como la compra online en grandes sitios web como Amazon puede tener consecuencias negativas para el pequeño comercio local y la vida de los barrios. Al elegir comprar online en lugar de en tiendas locales, podemos estar contribuyendo a la disminución de las ventas y, en última instancia, al cierre de negocios locales.

El ecommerce a menudo puede proporcionar precios más bajos debido a la escala y la eficiencia de la operación, lo que puede hacer que sea difícil para las tiendas locales competir. Sin embargo las pequeñas tiendas locales evitan la sobreproducción y el sobreconsumo y sus consecuencias negativas como son por ejemplo:

Impacto ambiental: El sobreconsumo puede contribuir a la degradación ambiental a través de la producción de exceso de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero.

Bajos precios: La competencia entre empresas puede aumentar debido a la sobreproducción, lo que puede llevar a una reducción en los precios de los productos.

Problemas laborales: La sobreproducción y el sobreconsumo pueden llevar a la automatización de procesos, lo que puede reducir la necesidad de mano de obra humana.

Problemas éticos: El sobreconsumo puede llevar a la explotación de los trabajadores y a la degradación de las condiciones laborales en las fábricas que producen los productos.

Problemas de almacenamiento: La sobreproducción puede llevar a un exceso de inventario, lo que puede resultar en problemas de stocks y uso excesivo de recursos.

Por otro lado comprar en negocios locales puede tener muchos beneficios para las personas, los vecinos del barrio, la sociedad y el planeta. Te enumeramos aquí algunos de estos beneficios:

Apoyar a la economía local: Al comprar en negocios locales, se está apoyando a las pequeñas empresas y a los emprendedores locales. Esto ayuda a mantener el dinero dentro de la comunidad y a crear empleos en el área.

Fomentar la diversidad y la cultura: Los negocios locales a menudo ofrecen productos y servicios únicos que reflejan la cultura y la identidad del área. Al comprar en estos negocios, se puede experimentar la diversidad y la autenticidad de la comunidad local.

Generar relaciones y conexiones: Al comprar en negocios locales, se tiene la oportunidad de conocer a los propietarios y a los empleados, así como a otros clientes del área. Esto puede ayudar a crear conexiones y a construir una comunidad más unida.

Reducir la huella de carbono: Al comprar en negocios locales, se reduce la necesidad de transporte y envío de productos desde fuera de la comunidad. Esto reduce la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero y ayuda a proteger el medio ambiente.

Mejorar la calidad de vida: Los negocios locales a menudo ofrecen productos y servicios de alta calidad y personalizados. Al comprar en estos negocios, se puede mejorar la calidad de vida de las personas y de la comunidad en general.

Como conclusión podemos decir que cuando compras en grandes markets online puedes estar apoyando la sobreproducción y el sobreconsumo y sus consecuencias negativas tanto económicas como ambientales y éticas, mientras que comprar en negocios locales puede tener muchos beneficios para las personas, los vecinos del barrio, la sociedad y el planeta creando comunidades más fuertes, diversas y sostenibles. En nuestro directorio encontrarás empresas que generan beneficios de estas características ¡tú eliges! 😉

Publicaciones Similares